¿QUÉ HACER SI TENGO SÍNTOMAS?